• Exposición del artista Alejandro Jaime, bajo la curaduría de Patricia Ciriani, reflexiona sobres dos centros de poder: el Cerro San Cristóbal y el Palacio de Gobierno.
  • “Doble Horizonte”, que presenta dibujos, instalaciones y dispositivos, se exhibe en la Galería Municipal de Arte Pancho Fierro, hasta el 28 de julio.

 

La Municipalidad Metropolitana de Lima presenta, del 20 de junio al 26 de julio, “Doble Horizonte”, un proyecto del artista Alejandro Jaime, bajo la curaduría de Patricia Ciriani. La muestra es la primera realización dentro del conjunto de proyectos seleccionados de la convocatoria abierta a artistas y curadores lanzada en setiembre de 2012. La muestra tiene como propuesta trazar una frontera tenue entre tierra y mar, cerro y cielo.

Inspirado en dos hitos vecinos del poder peruano, el Cerro San Cristóbal y el Palacio de Gobierno, la exposición “Doble Horizonte” presenta una gran instalación de tierra que imagina la transformación del segundo en una huaca precolombina. Además, desde una rampa de 25 metros de largo el espectador puede evocar, desde lo alto, al cerro y tener una visión de Lima a 360°, dibujado a mano en las paredes de la Galería Pancho Fierro.

“Doble Horizonte” ha sido concebido como un diálogo continuo entre el artista Alejandro Jaime, reconocido por sus obras de Land Art (Proyecto Rímac), y la curadora franco-peruana Patricia Ciriani, que desde hace 15 años organiza exposiciones en Francia, España y Lima. A través de dibujos, instalaciones y dispositivos reflexionan sobre las jerarquías del presente y el pasado, revertirlas y proponer fusiones y metamorfosis imaginarias.

Según Alejandro Jaime, el propósito de la exposición es generar una reflexión a partir de la ficción o la realidad del espacio urbano de Lima y que los espectadores piensen en la ciudad como un espacio de interacción. “A través de los hitos de poder, el prehispánico y el republicano, buscamos que se generen mensajes entre ambos y que descubramos qué ocurren entre estas dos locaciones geográficas y urbanas”.

Por su parte, Patricia Ciriani señala que la muestra propone cambiar la perspectiva invirtiendo el esquema de la estructura política, religiosa y social del país. “El circuito invita al espectador a ubicarse en la posición del poblador del Cerro San Cristóbal, quien ve hacia abajo la sede del gobierno central. Y la transformación del Palacio de Gobierno en una huaca remite al intento de reconstituir el origen de la cultura milenaria de Lima”.

La exposición “Doble Horizonte” estará abierta al público, desde el jueves 20 de junio al viernes 26 de julio, en la Galería Municipal de Arte Pancho Fierro (Pasaje Santa Rosa 141, Plaza de Armas, Centro Histórico de Lima). Los horarios son: de martes a viernes de 10 a.m. a 8 p.m., y sábados y domingos, de 1 p.m. a 8 p.m. El ingreso es libre.

Visita guiada con el artista y la curadora los sábados 22 de junio y 13 de julio, a las 5 de la tarde, en la Galería Municipal de Arte Pancho Fierro.

DE LA CURADORA (*)

Entre la arena gris, la neblina blanca y los cerros marrón-tierra, a 360º a la redonda, la geografía invisibiliza Lima, mientras su población exponencial la vuelve potente, inabarcable, con un límite inalcanzable. “Doble Horizonte” se propone trazar una frontera tenue entre tierra y mar, cerro y cielo. Darle forma pictórica al informe urbano, y crear una conexión poética entre el apu más cercano de Lima y el centro del poder ejecutivo del país. Unir virtualmente los cultos prehispánicos de antiguos Horizontes con el horizonte democrático que vendría a ser representado más por la proliferación urbana que por la sede del gobierno central.

(*) Patricia Ciriani.

***

La Crítica: ¿Ves en el mapa cómo la ubicación de la Galería es híper céntrica, pero no está orientada hacia la Plaza de Armas? Estaría bien conectar la galería con la plaza. Ubicar tu obra en el centro del centro histórico.

El Soñador: A mí me parece que deberíamos conectar el Palacio de Gobierno con el Cerro San Cristóbal. Sugerir relaciones entre ambos hitos de la ciudad.

La Pragmática: Sí, el monumento humano ideológico-político y el Apu natural-mágico. Subamos arriba del cerro a ver qué se nos ocurre…

El Artista: …Pues desde arriba, donde estamos, no se distingue el palacio para nada. Hay un continuum gris de baja altura…

La Francesa: … ¡No tan gris como París! ¿Ves todas estas casitas pintadas por sus habitantes de todos los colores, desde el pastel más cursi hasta la saturación más chillante, más kitsch?

El Andinista: Es cierto, en realidad ninguna casa es gris, sino que la polvósfera lo cubre todo de un manto plomizo…

La Curadora: … O blanco, como decía Hemingway. Hay que darle forma a ese skyline informe. Tú que dibujas montañas dejando entender lo intangible de la nieve, ¿cómo harías para representar esa horizontalidad gris polvorescente?

El Campesino: Fácil. Ahora, ¿cómo podemos devolver al público esa sensación de ascensión progresiva?

La Urbanita: Habría que simularlo con un elemento básico de arquitectura, y así transformar la masa de tierra en una arquitectura imaginada. Y podríamos introducir adentro de ese dispositivo el rumor de la ciudad. El ruido es la perspectiva más real de Lima.

El Romántico: Sí… ¿Qué loco, no? Es como si el sonido de cada casa marcara las distinciones entre ellas, que parecen todas aplastadas en un mismo magma citadino. ¡Qué plana y calma parece la ciudad cuando la miramos desde apenas 400 metros de altura!

La Republicana: ¿Cómo mostrar en la Galería que la ciudad sigue proliferando como un horizonte común infranqueable? ¿Cómo crear esa sensación que tenemos arriba de dominar la ciudad a la vez que de verla difuminarse sin patrón?

***

“Doble Horizonte” es un diálogo imaginario entre el Palacio de Gobierno, el arquetipo de la huaca prehispánica y el Cerro San Cristóbal, entre el monumento geométrico y la masa orgánica, entre el poder institucional y las fuerzas centrífugas que hacen las veces de micropoderes que (re)generan sus propios mecanismos de resistencia.

***

Con el apoyo de: Centro de la Imagen, Buildex, Faber-Castell y la tierra de Pachacamac.